Imágenes de fondo para tus reuniones virtuales

Comparte tu pasión por HSM&L usando estas imágenes de fondo en tus reuniones virtuales. Elije entre espacios sofisticados, ecenas de Sorolla, sala de lectura de la Biblioteaca  y muchos más.

Consulta aquí las instrucciones para configurar las imágenes de tu fondo ZoomMicrosoft Teams, and Snap Camera

 

Patio Central

Patio Central ( Detalle de la Arcada de Terracota)

Nada más entrar en la Hispanic Society, los visitantes acceden a un patio español de estilo renacentista hecho de terracota arquitectónica ricamente decorada que alcanza una altura de 35 pies (más de 10 metros). Realizados por la Perth Amboy Terra Cotta Company de Nueva Jersey, los diseños que se observan en las columnas de la arquería están basados en las tallas que rodean las ventanas del patio de principios del siglo xvi del castillo de Vélez-Blanco, en la provincia de Almería, ahora instalado en el Metropolitan Museum of Art. Otros rasgos decorativos, tales como los roleos de hojas, los grutescos y los trofeos romanos, se adaptaron a partir de ornamentos típicos asimismo de comienzos del siglo xvi, mientras que los blasones situados sobre cada uno de los arcos muestran las armas de distintas provincias y ciudades españolas. Los suelos están pavimentados con baldosas hexagonales de arcilla roja sin vidriar producidas en los talleres de la Moravian Pottery and Tile Works de Doylestown, Pensilvania, fundada por Henry Chapman Mercer, un destacado miembro del movimiento americano Arts and Crafts. Las mismas baldosas se mantienen también en las galerías y la Sala de Lectura.

 

Galería de Pintura del Entresuelo

El Entresuelo hace un repaso por cinco siglos de pintura española, desde el xvi hasta comienzos del xx, y lo hace con ayuda de obras maestras de la Colección. Entre las piezas más destacadas del siglo xvi se encuentran las siguientes: Retrato del Duque de Alba (1549), de Antonis Mor; La Sagrada Familia con el horóscopo de Cristo (hacia 1562-69), de Luis de Morales; el retrato anónimo de La familia de Felipe ii de España (hacia 1583-85); y una selección de obras de Domenikos Theotokopoulos, más conocido como El Greco. De su época de Roma es la Piedad (hacia 1575), y de sus primeros años en Toledo son La Sagrada Familia (hacia 1585) y el retrato Miniatura de un hombre (hacia 1578-80). Y, representando las obras de madurez de El Greco, tenemos San Jerónimo Penitente (hacia 1600) y San Lucas (hacia 1600-05).

Obras del más célebre pintor de España, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, sirven de introducción al Barroco español, con tres retratos que ilustran periodos importantes de su carrera como pintor de cámara de Felipe iv. De sus primeros años en Madrid es el retrato de Gaspar de Guzmán, Conde-Duque de Olivares (hacia 1625-26); seguido de uno de sus trabajos más personales, Retrato de una niña (hacia 1638-44), que data de su época de madurez en la corte; y procedente de su segunda visita a Italia tenemos el retrato de El Cardenal Camillo Astalli Pamphili (hacia 1650-51). Entre los cuadros que se pueden contemplar en el Entresuelo de otros maestros del siglo xvii se incluyen Santa Lucía (hacia 1630) y Santa Rufina (hacia 1635), ambos de Francisco de Zurbarán; San Pablo (1632), de José de Ribera; El hijo pródigo entre los cerdos (hacia 1656-65), de Bartolomé Esteban Murillo; Cristo camino del Calvario (1661), de Juan de Valdés Leal; Virgen de la Inmaculada Concepción (1670), de Juan Carreño de Miranda; y Las exequias de María Luisa de Orleans, Reina de España (1689-90), de Sebastián Muñoz.

La transición de los grandes maestros de la pintura clásica a los modernos que se produjo a finales del siglo xviii y principios del xix se dejar entrever en el retrato de Infanta de España (hacia 1794-95), de Agustín Esteve; así como en los retratos de Manuel Lapeña (1799) y Pedro Mocarte (hacia 1805-06), de uno de los artistas más famosos del país, Francisco de Goya y Lucientes. El retrato romántico de Jean-Auguste-Dominique Ingres (1833), de Federico de Madrazo y Kuntz, y su comparación con las estampas de la vida cotidiana realizadas con pinceladas impresionistas de Árabes subiendo una colina (hacia 1862-63) y Pórtico de la Iglesia de San Ginés (hacia 1868), de Mariano Fortuny Marsal, son representativos de la evolución estilística de la pintura española en el siglo xix. En los últimos decenios del siglo, numerosos artistas norteamericanos peregrinaron a España para estudiar las pinturas de Velázquez. Uno de los más notables fue John Singer Sargent, cuyos viajes por España en 1879 inspiraron El baile español (1879-80), que cierra la selección de obras de artistas decimonónicos.

A renglón seguido, una serie de excepcionales obras de maestros españoles modernos de principios del siglo xx comienza con Joaquín Sorolla y Bastida y tres de sus más célebres escenas de playa, Después del baño (1908), Idilio marino (1908) y el monumental lienzo Bueyes sacando la barca (1903), así como el espléndido retrato de Louis Comfort Tiffany (1911). Quintaesencia del trabajo del pintor tradicionalista vasco Ignacio Zuloaga y Zabaleta son Lucien Bréval en Carmen (1908), que el propio artista saludara como una de sus mejores pinturas, y el interesante retrato de su paisano vasco Miguel de Unamuno (1926). Estampas asimismo representativas del Modernismo catalán son Calvario de Sagunto (1901), de Santiago Rusiñol; La Roser (1909), de Isidre Nonell; y Muchachas de Burriana (1910-11), de Hermengildo Anglada-Camarasa. El repaso se cierra con la obra expresionista Marineros de Castro Urdiales (hacia 1917), de José Gutiérrez Solana, uno de los artistas españoles más singulares del siglo xx.

 

Galería Visián de España de Sorolla 

La galería alberga la colosal serie de 14 pinturas conocida como Visión de España, del maestro valenciano Joaquín Sorolla y Bastida, artista de renombre en España a comienzos del siglo xx. Archer Milton Huntington, fundador de la Hispanic Society, le encargó los lienzos en 1911 para una nueva galería que tenía pensado construir en el ala oeste del edificio principal. Sorolla ya había protagonizado dos exposiciones itinerantes tremendamente exitosas en Estados Unidos, organizadas ambas por la Hispanic Society, en 1909 y 1911. Solo la muestra de 1909 atrajo a la Hispanic Society a unos 160 000 visitantes en el plazo de un mes.

Los lienzos que componen la serie Visión de España, de casi 12 pies (más de 3,5 metros) de altura y 200 pies (unos 60 metros) de largo en total, fueron pintados por Sorolla en distintos lugares de España entre los años 1912 y 1919. En la galería, el espectador está rodeado por los pueblos, los trajes y las tradiciones de las diversas regiones de España. Tanto Sorolla como Huntington apuntaron que la serie representaba una España que estaba «a punto de desaparecer». Por desgracia, la exposición de los cuadros que Sorolla considerara su mayor logro no se inauguró en la Hispanic Society hasta 1926, tres años después del fallecimiento del artista.

Todos los lienzos fueron restaurados entre 2006 y 2007, con anterioridad a la celebración de una serie de exposiciones en España. La Visión de España de Sorolla se exhibió en Valencia, Sevilla, Málaga, Bilbao, Barcelona y Madrid entre noviembre de 2007 y febrero de 2010. Esta obra maestra de Sorolla, que nunca antes se había expuesto al público en la Península Ibérica, causó sensación, hasta el punto de que atrajo a más de 2 000 000 visitantes, convirtiéndose en la exposición más visitada en la historia del país. La Galería Visión de España de Sorolla, totalmente restaurada, se inauguró en 2010, a la vuelta de las pinturas de su largo periplo español.

 

Sala de Lectura de la Bibloteca

Expuestas en la Sala de Lectura encontramos diversas obras procedentes de las colecciones de la Hispanic Society. La más excepcional, que data de la Era de los Descubrimientos, es el Mapamundi (1526), un enorme portulano producido en Sevilla por el piloto mayor y cartógrafo de la Casa de Contratación Juan Vespucio, sobrino de Américo Vespucio.

La Sala de Lectura alberga obras de Joaquín Sorolla y Bastida, incluida su inacabada pintura Junta del Patronato de la Casa Museo de El Greco, Toledo (hacia 1910-1920), que muestra –entre otros– a Archer Milton Huntington; Alfonso xiii, Rey de España; Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, Marqués de Vega-Inclán; y al propio Joaquín Sorolla. También se exhiben en la Sala de Lectura retratos hechos por Sorolla de destacados escritores, artistas e intelectuales de su tiempo asociados a las generaciones de 1898 y 1927, incluidos Emilia Pardo Bazán, Benito Pérez Galdós, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado y Ruiz, Vicente Blasco Ibáñez, y José Ortega y Gasset.

Asimismo, en un lugar prominente se encuentran obras de un buen amigo y compatriota valenciano de Sorolla, el escultor Mariano Benlliure y Gil, entre las que se cuentan bustos en bronce del Dr. Gregorio Marañón; Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, Marqués de Vega-Inclán; Álvaro de Figueroa y Torres-Sotomayor, Conde de Romanones; y un estudio en bronce de la cabeza de Francisco de Goya y Lucientes.

 

 


EXPLORE MORE